CALZADO FEMENINO.

Me voy a la montaña, ¿qué tipo de calzado es el adecuado para mí?

 El deporte de montaña femenino está más en auge que nunca. Y nosotros, con la ayuda de expertos como Chiruca -marca registrada de Calzados FAL, especializada en diseños de outdoor fabricados con los materiales más avanzados tecnológicamente para disfrutar al aire libre- queríamos dar buena cuenta de ello y conocer cuál es el más recomendable para las chicas en estos casos.

“El calzado femenino suele tener una horma más estrecha que se adapta a la morfología del pie de la mujer”, aseguran desde el departamento de comunicación de Calzados Fal. Por lo tanto, ya tenemos el primer consejo: dependiendo de la actividad que se vaya a realizar se utiliza un calzado u otro.

Para trekking o media montaña, recomiendan botas que abracen el tobillo y que incorporen suelas de caucho.  “En nuestro caso -indican- de la marca Vibram®, con gran resistencia a la abrasión y que evita sentir las irregularidades del terrenos como las rocas y aristas”. Además, este tipo de calzado incorpora entresuelas de phylon para aligerar el peso de la bota y amortiguar la pisada.

En cuanto al senderismo desde Chiruca recomiendan botas con suelas de poliuretano, un material muy ligero y flexible, de gran comodidad, que amortigua muy bien y con excelente grip.

Para actividades multifuncionales o senderismo en épocas de más calor también es una buena opción el zapato bajo de montaña, con suelas de caucho y entresuelas de poliuretano. Todos ellos. por supuesto, con forro Gore-Tex, impermeable y transpirable, que proporciona en cualquier época del año el confort climático que necesitan los pies para una caminata cómoda y que protege del agua.

Asimismo, respecto a encontrar el calzado más adecuado a cada caso, tienen claro que “no hay un zapato que sirva para todo”, por lo que a la hora de elegir el tipo de bota, lo que hay que mirar es cuál es la actividad que se va a realizar con él, ya que dependiendo del tipo de terreno es necesario un tipo de suela u otra. 

Algo que hay que tener siempre en cuenta: las suelas de caucho para terrenos escarpados y  suelas de poliuretano para terrenos más suaves como, por ejemplo, un camino de Santiago.

El bolsillo es algo que siempre interesa a nuestras montañistas. Y precios, como en todo lo que atañe al deporte de aventura, hay para todas las economías. Hay modelos de zapato bajo de montaña desde 92 euros hasta botas de senderismo que rondan los 100 euros, o botas de trekking que ascienden hasta 143 euros. Todas ellas con forro Gore-Tex®.

Chiruca, marca especializada en diseños otdoor, aconseja a las chicas sobre cómo vestir sus pies adecuadamente para llevar a cabo nuestro reto.

Artículo realizado por Mª Jose N.G. Responsable Comunicacion RETO 16 CIMAS.

Si te ha gustado, comparte. Es gratis  ;o)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *